El Yorkshire Terrier es un perro perfecto de compañía

Historia del YorkShire Terrier

Conoce la Historia del YorkShire

En esta página entraremos más a fondo en la historia del Yorkshire Terrier, ese perrete tan bonito y cariñoso que todos querrán tener en casa (si es que ya no lo tenemos, claro!). Iremos completando información sobre el origen del Yorksay en entradas de nuestro blog para conocer toda la información y curiosidades de maravilloso perro. Ya hablamos en el inicio de esta web sobre la historia del Yorkshire de forma breve pero aprovecharemos esta página para detenernos más a fondo en sus inicios.

Como con cualquier raza canina, resulta esencial entender los orígenes de la raza (cruces, circunstancias, contexto…) para entender el comportamiento del perro y cubrir de forma adecuada sus necesidades. Es por esta razón de vital importancia descubrir los orígenes del YorkShire Terrier, una raza de perro que tiene sus orígenes en el Reino Unido… pero no adelantamos más sobre el Yorki y comenzamos!…

Origen del YorkShire Terrier

En su origen, el Yorkshire se caracterizaba por ser un perro caza ratones que acababa con los focos de infección que causaban estos roedores en la región de Yorkshire, Inglaterra.

De esta peculiaridad se beneficiaron muchos hogares y muchos puntos importantes de la industria en plena expansión. 

La procedencia de esta raza se remonta a Escocia, en la ribera del río Clyde, donde los obreros de la zona que fueron en busca de una oportunidad de empleo en la industria de la lana a Inglaterra se los llevaban con ellos.

Yorkshire, una región de contrastes

La escritora Espido Freire nos dejó estas palabras sobre la región de Yorkshire:

“Yorkshire se abre al visitante como una rosa de piedra, similar a la que lleva en su escudo, ondulo como el brezo de los páramos, se eleva en los arcos góticos de las abadías que salpican el paisaje. Es una caricia para el espíritu, una sacudida para los sentidos.”
Ubicación Yorkshire
Ubicación de Yorkshire. Fuente Wikipedia

Sin duda alguna, esta es una descripción perfecta de la región inglesa, donde podemos encontrar zonas rurales preciosas, playas, zonas de recreo y hasta acantilados de inolvidable belleza, sin olvidarnos de las ciudades llenas de vida y actividad.

Sus 32 enclaves considerados patrimonio histórico nacional con el sello dejado por las culturas romana y victoriana, convirtiendo a Yorkshire en una región de contrastes en la década de 1870, con el auge de la segunda Revolución Industrial.

La llegada del Terrier a Yorkshire

Durante esta Revolución Industrial, y la alta demanda de mano de obra, muchos escoceses llegaron a Inglaterra en busca de trabajo, y muchos de ellos lo hicieron con sus Scotish Terrier acompañándoles. Estos perros eran perfectos para acabar con las alimañas que había en los hogares o los lugares de trabajo de los obreros.

Poco a poco, esta pequeña raza fue cruzándose con otras, creando al Broken Haired Scotch Terrier. Esta nueva raza era más eficaz a la hora de acabar con los roedores que se iban propagando por los nuevos núcleos urbanos.

Cruces del YorkShire Terrier

En los años siguientes, siguió cruzándose con otras razas de perro, aportando nuevos genes hasta llegar al Yorkshire Terrier, tal y como lo conocemos hoy en día. Algunos de los perros que aportaron los genes son: el Leeds Terrier, el Manchester Terrier, el Paisley Terrier, el Bichón Maltés, o el Yorki.

Con todos esos genes se obtuvo un perro caza ratones, con el pelo largo y con el nombre de la región donde nació. En su origen, tenía un tamaño mayor al actual, pudiendo pesar hasta 7 kilos. Actualmente llega a pesar menos de la mitad que en su origen, pero se ha ganado una gran popularidad para ser el perro de compañía por excelencia.

El primer Yorkshire Terrier: Huddersfield Ben

En 1865 nació Huddersfield Ben, el perro que se registró como el origen del Yorkshire Terrier moderno.

Aunque murió joven, son sólo 6 años y medio, dejó una descendencia de 20 ejemplares, sentando las bases de esta nueva raza.

Huddersfield Ben - El Primer Yorkshire Terrier
Huddersfield Ben – El primer Yorkshire Terrier

15 años después de la muerte de Ben, en 1876, el Kennel Club Británico reconoció oficialmente la raza Yorkshire Terrier. En esta época se empezaron a presentar a exposiciones de belleza a ejemplares de esta raza, siendo muchos descendientes directos de Ben. A partir de ahí, el Yorkshire Terrier empezó a verse como un lujo para las familias que se podían permitir conseguir un ejemplar.

Poco a poco se ha ido convirtiendo en un perro muy demandado por las familias como animal de compañía; y con la cría selectiva se redujo su tamaño, convirtiendo este pequeño tamaño en su rasgo más distintivo.

El estándar del Yorkshire Terrier se escribió en 1898

Desde los inicios de esta pequeña raza ha estado manejado por criadores muy comprometidos para mejorarla con el paso de las generaciones.

En 1898 se formó el Yorkshire Terrier Club, donde se redactó el estándar de la raza, y que sigue casi intacto en la actualidad. En éste se describió al Yorkshire Terrier como un perro cautivador y un carácter perfecto para un perro de compañía. Su instinto de protección permaneció inalterado a pesar de su reducción de tamaño, protegiendo por igual tanto a los niños como a los adultos de su familia. (Os dejamos un enlace al Club del YorkShire Terrier en España)

La cría selectiva del Yorkshire Terrier

Desde el nacimiento de Ben, el Yorkshire siempre ha ido pasando por un proceso de cría selectiva para mejorar su raza, y para conseguir unos perros más sanos.

El Yorkshire Terrier es un perro perfecto de compañía
El Yorkshire Terrier es un perro perfecto para compañía

A lo largo de la historia ha habido varios criadores que influyeron en la formación de la raza, consiguiendo ejemplares campeones de varios concursos y exposiciones, como el criadero Johnstounburn, o la criadora Annie Swan.

Bueno, ya conoces la historia de este perro tan elegante. Ahora es tu turno de cuidar y dar cariño a tu mascota, sea la raza que sea. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *